De fondo, parte del decomiso obtenido en Temucuicui

Según la policía civil, lo desembolsado fue “proporcional” a otros allanamientos en cuanto al gasto por funcionario, y que el saldo del operativo es positivo desde la perspectiva del costo-beneficio. En lo que va del año ya van 8 decomisos de marihuana más grandes que este.

Por Diego Ortiz

El operativo de la Policía de Investigaciones (PDI) en Temucuicui el 7 de enero pasará a la historia por varias razones: se emplearon 850 funcionarios, el más numeroso en 30 años; falleció de un disparo el detective Luis Morales Balcázar, y otros 10 resultaron heridos; y se obtuvieron registros de amenazas de muerte de un efectivo a una niña mapuche de 17 años. Todo esto el mismo día en que se daba lectura al veredicto del asesinato de Camilo Catrillanca.

Todo aquello, involucrando un gasto en personal e insumos de $121 millones de pesos.

Según información obtenida vía Ley de Transparencia, la PDI dio cuenta de gastos el 7 de enero por $ 107.402.344 en “cometidos funcionarios” y por $13.953.788 en “bienes y servicios de consumo», totalizando un gasto de $121 millones.

Respecto al primer monto, desde la sección de Acceso a la Información Pública de la Institución indicaron que, concretamente, corresponde a viáticos que incluyen gastos de traslado, alimentación y alojamiento de funcionarios.

En cuanto a lo desembolsado en bienes y servicios de consumo, informaron que se trata de los distintos insumos utilizados en el operativo, tales como combustibles, neumáticos y otros elementos de uso táctico.

Consultada la sección de Acceso a la Información Pública de la PDI por una referencia en cuanto a gastos en operativos para así poder hacer una comparación, indicaron que el gasto en que se incurrió en cada funcionario que asistió al operativo –esto es, los 850 detectives presentes– es proporcional a lo que se gasta en cualquier operación similar.

Cabe destacar que la solicitud de información pregunta por el día 7 de enero, y no por el resto de los días necesarios del operativo, los cuales se estiman en cuatro días en total.

Un decomiso común

Por lo que no pasará a la historia el operativo es por el escaso volumen de su decomiso. Terminaron siendo incautadas 1.277 plantas de marihuana y 40 kilos procesados de cannabis.

Sólo durante enero de este año, entre operativos de la PDI y Carabineros de Chile, se informó a través de la prensa de ocho decomisos mayores de marihuana. Es más, en cinco de estos allanamientos se incautaron más del doble de matas.

En Molina se decomisaron aproximadamente 15 mil plantas el 13 de enero. El 22 de enero, en San Fernando, la policía encontró 13 mil. El 28 de enero en La Ligua, se incautaron 6 mil; mientras que seis días antes, en Illapel, se requisaron 4.203. En Zapallar, un día después del mega operativo de Temucuicui, se obtuvieron 3.602.

Aún así, desde la propia institución indicaron a INTERFERENCIA que el operativo habría sido exitoso al evaluar su costo-beneficio. Según sus cálculos, se sacó marihuana de circulación que habría significado $2 mil millones en ingresos para quienes la vendieran. Los $40 kilos procesados, en tanto, serían $140 millones menos en ganancias para sus productores.

Conforme esos cálculos y las cifras actualizadas de plantas, se puede establecer que la PDI decomisó un máximo de 192 kilos de cogollos, a lo que habría que sumar los 40 kilos de producto procesado (232 kilos).

Cifras que parecen elevadas dada la naturaleza del decomiso.

En el artículo Allanamiento PDI de Temucuicui emplea récord de policías en 30 años, para apenas 1.000 matas de marihuana, esta redacción, con la ayuda de un experto en semillas y autocultivo de cannabis, ofreció una serie de cálculos para determinar el volumen de cogollos incautados – la parte de la planta que tiene valor comercial y la que generalmente se pesa en los procesos judiciales. (Revise acá el artículo).

Conforme esos cálculos y las cifras actualizadas de plantas, se puede establecer que la PDI decomisó un máximo de 192 kilos de cogollos, a lo que habría que sumar los 40 kilos de producto procesado (232 kilos).

De acuerdo a las cifras entregadas por la propia PDI, se deduce un valor de $ 3,5 millones de pesos por cada kilo de producto.

Cruzando ambos datos, la recaudación esperada por la venta hipotética correspondería a $ 812 millones de pesos, y no a los $ 2.140 millones estimados por la policía.

Please follow and like us: