Empresarios chilenos han sacado más de 3.800 millones de dólares al extranjero en el último año
La fuga de capitales de los grandes empresarios chilenos va en aumento, de acuerdo con datos del Banco Central. Para expertas y expertos en la materia, esto se incrementó en el último tiempo debido a la “incertidumbre política” que les podría generar tanto el proceso constituyente, como el estallido social causante del mismo. De todas formas, advierte que este fenómeno demuestra el «desapego» del sector empresarial por el país.
Por Talía Llanos Chacón

Un fenómeno que viene ocurriendo en el país

en los últimos años, de acuerdo con expertos, es la salida de capitales de empresas chilenas para invertir en el extranjero. Sin embargo, en el último año esta tendencia se incrementó, provocado en parte por la “incertidumbre” generada por los procesos políticos y sociales que vive Chile.

De acuerdo con información del Banco Central, en el último año las empresas no financieras y familiares del país, han optado por sacar cerca de 3.800 millones de dólares de Chile.

Este monto se suma a los 3.700 millones de dólares de fondos mutuos, compañías de seguro y auxiliares financieros, de acuerdo con la Balanza de Pagos del Banco Central del tercer trimestre de 2020.

Para Marco Kremerman, experto de la Fundación Sol, esta salida de capitales se debería a que los grandes empresarios chilenos “han entendido que el país se debe construir en base a lo que ellos estiman conveniente”.

“Las instituciones que se han creado, tanto en términos tributarios, laborales, el sistema de AFP (…) en general han servido para su modelo de acumulación”, aseguró a El Desconcierto.

De acuerdo con el licenciado en Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, estos empresarios “coinciden en que el país, en la medida que mantiene esos privilegios, es beneficioso para ellos”.

“Cuando ven alguna amenaza de que eso no suceda, se comportan como se están comportando en estos momentos”, agregó el experto.

Por su parte, Lysette Henríquez, jefa de la Comisión de Economía del Partido Socialista (PS), complementó que este no es un comportamiento nuevo, ya que los grandes empresarios “hace muchos años que ya empezaron una suerte de incursión en otros países, en América Latina y Estados Unidos”.

Como decía Patrick Dwyer a El Mercurio en enero del presente año, “la gente rica está asustada y cuando la gente rica está asustada, ellos toman su dinero e invierten en otro lado. Eso está pasando en Chile”.

A través de una columna de opinión, el experto en asesorías patrimoniales analizó cómo las mayores fortunas de Chile han optado por reubicar sus inversiones en Estados Unidos, particularmente en Miami.

El director del Boston Private Wealth Management & Trust, ubicado en la ciudad estadounidense, aseguró que “algunas de las mayores fortunas del país han venido a nuestra oficina en la mitad de la pandemia, buscando cambiar el domicilio de las inversiones. No solo eso: buscan la ciudadanía estadounidense para ellos o miembros de sus familias”, explicó.

Tal como lo hizo el grupo Luksic, que trasladó la operadora de estaciones de servicios Shell a Londres en septiembre del año pasado, no serían pocas las grandes fortunas que buscan mover su capital producto de esta supuesta “incertidumbre política”.

“No hay apego por el país”

Para Kremerman, este fenómeno “da cuenta que, en plena pandemia, en plena crisis económica donde la mayoría de los hogares están sufriendo mucho y se han empobrecido, al parecer no hay un apego por el país, de sacarlo adelante, de ocupar esos capitales para generar más empleo, para mejorar las condiciones de trabajo de las personas”.

“Me parece lamentable que algunos grupos económicos, algunos empresarios opten por sacar dinero del país, en vez de invertirlo para que el país se reactive de manera rápida”, cerró.

“Chile tiene una tasa de riesgo financiero bastante baja en comparación con los otros países de América Latina, por lo tanto ellos han conseguido recursos a bajas tasas en el mercado internacional, con el respaldo del sello ‘Chile’”, explicó Henríquez.

Los huevos en distintas canastas

En ese sentido, la ingeniera Civil Industrial de la Universidad de Chile indicó a El Desconcierto que “no cabe duda que probablemente, después del estallido social y con una discusión constitucional ad portas, aparezca la actitud habitual empresarial de poner los huevos en distintas canastas”.

“Es una corriente que viene de más tiempo, ellos han invertido mucho en América Latina, Perú, Brasil Colombia, Miami. Es una profundización de eso nomás”, aseguró.

En ese sentido, la experta señaló a este medio que, con el “casi 80% que salió en el Apruebo, entre otras cosas, no cabe duda que les debe generar algún tipo de incertidumbre”.

Por otro lado, Lysette Henríquez cuestionó las iniciativas del Ejecutivo para paliar la crisis económica derivada del COVID-19 en Chile, asegurando que “el gobierno realmente hace programas de apoyo a cuenta gotas, a pesar de la gravedad de la situación sanitaria”.

“En el fondo, uno de los problemas, es que no quieren que el endeudamiento de Chile crezca y están dispuestos a usar los fondos soberanos antes de endeudarse, para que no cambie la tasa de riesgo de Chile. Están endeudadas las empresas, muy endeudas, y esa gran deuda tiene mucho que ver con la salida de capitales de distintos lados”, cerró.