Las elecciones que se celebran en Venezuela y la rabia desatada por distintos mecanismos de boicot sobre Venezuela, tienen que ver por sobre todo con un partido político, el PSUV , que con democracia y decisión popular mayoritaria en más de 20 elecciones ha logrado vencer.

Por Bruno Sommer Catalán

Si hay algo de lo que se ha encargado Washington y sus agencias son de tratar de invalidar los niveles de democracia de lo que consta Venezuela, los que si analizamos la data, Venezuela destaca muy por sobre de muchas regiones del mundo sobre las cuales Estados Unidos no ha aplicado sanciones unilaterales coercitivas tan graves como las aplicadas sobre Venezuela.

Las elecciones que se celebran en Venezuela y la rabia desatada por distintos mecanismos de boicot sobre Venezuela, tienen que ver por sobre todo con un partido político el PSUV que con democracia y decisión popular mayoritaria en más de 20 elecciones ha logrado vencer.

Como ha señalado el lúcido Canciller de Venezuela,  “hasta que no se demuestre lo contrario Venezuela seguirá siendo el país con los mejores y más avanzados sistemas electorales del mundo”.

Y es que la sed de petrolero del imperio anglo donde Estados Unidos forma parte, es casi inconmensurable y ha llevado a intentar sofocar la soberanía de múltiples Estados Nación en el Mundo, incluido el del Estado  venezolano, promoviendo desestabilizaciones del sistema en curso y promoviendo el  modelo neoliberal en la región y sobre todo persiguiendo a quienes  se declaren socialistas o traten de se hacer vivo el sueño.

Hemos escuchado a Trump esgrimir como enemigo al socialismo, y no tenemos certeza de que Biden a la cabeza de la potencia en decadencia, pueda comulgar para articular un modelo que busque repartir entre los que menos tienen accesos básicos a derechos como la salud, la educación y la vivienda de la población. Ella no es su agenda.

La política anglo con apoyo de Estados Unidos seguirá siendo expansionista e intentará bajo todos los métodos sustentar un modelo bancarizando a la sociedad con usura, y para ello cuenta con una serie de garantías dadas por la política real de sus agencias desplegadas por el mundo entero, incluidas las que tiene dentro de Venezuela.

Esas agencias han operado en la mayor reserva de petrolera del Mundo, más tanto su Presidente como su Canciller les han invitado para que constituyan equipos humanos reales y no cibernética que puedan reportar lo que denuncia sin contextualizar.

Es mas, recientemente Naciones Unidas ha activado oficina, luego de una serie de reportes escritos remotamente por la obstinación de Almagro y Compañía que cree el socialismo es pasado. Observaremos su actuar.

Venezuela enfrenta su proceso electoral para restablecer el órgano legislativo del país, luego de que éste caído en desacato, tras elecciones de legisladores con  fraude,  evento al que no hizo caso del Poder Ejecutivo el Parlamento, ni menos de la Asamblea Constituyente que se convocó de manera de emergencia, para sostener el orden Constitucional en el País.

Transcurrido el tiempo mandatado se ha convocado a nueva elección del órgano legislador y a esas elecciones se han presentado más de 10 mil candidatos en el país, siendo la gran mayoría de oposición, siendo estos candidatos abandonados por gran parte de sus liderazgos que decidieron fugarse a Estados Unidos o Europa.

Esa misma derecha fugada,  ha sido la orquestadora de una serie de ataques contra el sistema democrático venezolano, intentando promover la intervención extranjera de Estados Unidos, protagonizando graves incidentes y operaciones como la de Cúcuta.

Esa misma derecha que hace unos meses provocó un incendio para quemar las máquinas electorales que dan un respaldo digital al voto presencial de la ciudadanía venezolana y que permiten tener una contra validación del voto, revolucionado los resultados electorales de cualquier proceso democrático del Mundo.

Pese a ese boicot y tantos otros el gobierno de Venezuela logro restaurar en tiempo record el protocolo y lo mejoró aún, dando espacio al escrutinio público del sistema electoral de principio a fin. http://www.elecciones.gob.ve/auditorias.php

En medio de los incesantes ataques de un imperialismo desesperado por economía real, recursos naturales, una Venezuela bajo una administración de un presidente obrero como Nicolás Maduro, hace frente a un impresor a antojo de dólares a velocidad nunca antes vistas en la historia de la humanidad que inundan la economía mundial y desestabilizan países como el mismo Venezuela.

Hoy 6 de diciembre se celebran las elecciones para restaurar el órgano que Estados Unidos tanto ha reclamado debiese estar funcionado, y para el cual se han garantizado elecciones libres con observador@s internacionales del proceso.

Una elección que ha de tener resultados concretos de la elección popular antes de 24 horas y no en semanas como sucede en el corazón del exportador y vociferador de la “democracia”.

Es cierto que pese que los índices de participación electoral de los comicios puedan estar bajo el 50 % , es éste el sistema que el mismo del imperio parió y él que tantos los partidos políticos como la institucionalidad democrática de Latinoamérica, están consiente en modificar, dado que el sistema representativo, dejo de ser referente,  pues tiene grandes falencias y debe ser remplazado, a nuestro parecer, por uno modelo democrático donde el mandatado es un delegado y no presentante del soberano.

Es de conocimiento público que el sistema para avanzar al Socialismo del Siglo XXI que no es la versión de Cuba, Rusia, más allá de las buenas experiencias a rescatar,  fue truncado también en Chile con un golpe de Estado para instaurar un laboratorio de Chicago en su remplazo. Y está por verse si la democracia más pura, da una vez más lección al mercado que la decisión del pueblo puede pesar más que cualquier grupo financiero cuando el pueblo organizado se ha hecho vivo de movimiento a partido, o partidos que sean capaces de revertir la institucionalidad con democracia o bien salvaguardar esa institucionalidad dada por los pueblos y para los pueblos organizados.