Convención Constitucional

Según encuestas realizadas en Chile, hace más de 8 años que el descrédito de la casta política nos ha alejado de ese tipo de organizaciones. Muchos de ellos se han apoltronado en el Congreso, recibiendo beneficios muy superiores a los que perciben un gran número de parlamentarios en otros lugares del mundo, por ejemplo en Europa. Durante el transcurso de esta «democracia» pactada, o  lo que para muchos es la continuidad de las lógicas y estructuras de la dictadura,  los parlamentarios chilenos no han sido capaces de dar soluciones políticas a las necesidades del país ni tampoco de nuestros pueblos originarios. Es más, muchas de las demandas que desde el 18 de octubre se gritan por las calles aún no tienen respuestas ya que vuelven a caer en sus oídos sordos.  En tanto, los políticos se arrogan una representatividad que en términos concretos no alcanza siquiera al 7% de la población pero  que, para ellos, les legitima en representación de una ciudadanía que vive sin sus privilegios…

¿Queremos que sean ellos quienes redacten nuestra Nueva Constitución y nos garanticen derechos sociales?

¡NO !

Este 25 de octubre votaremos Convención Constitucional para abrir un camino que permita que nuestros  constituyentes sean electos por la ciudadanía  y que velen por garantizar nuestros derechos para que Chile tenga, de una vez por todas,  un nuevo rallado de cancha que nos permita crecer y vivir con dignidad.

 

Please follow and like us: