Imagen del post

 

Los funcionarios de la Asociación de Funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (ANFDGAC) pidieron formalmente al gobierno que se decrete el cierre del Aeropuerto de Santiago, debido a la gran cantidad de vuelos que existen, las variantes de coronavirus y el colapso que se vio este miércoles.

La petición llegó en la misma jornada que entró en vigencia la disposición del Minsal que indica que los viajeros deberán pasar por un hotel de tránsito costeado por  ellos mismos. A las pocas horas, se acabaron los cupos y las personas empezaron a aglomerarse al interior del terminal aéreo.

El presidente de la ANFDGAC, José Pérez Debelli, habló en nombre de los trabajadores y expuso que “es contradictorio que nos pidan confinamiento, con cuarentenas largas en distintos lugares de nuestro país, sin embargo, nos parece impresentable que se mantengan abiertas las rutas de ingreso”.

“Hay que poner límites a este tráfico aéreo, en tanto pongamos por delante el cuidado, la salud y la vida de las personas. Nosotros conocemos cómo funciona este flujo aéreo e igual se mantiene alto, por lo mismo creemos que hay que aplicar la sensatez y escuchar a los expertos profesionales que tienen la competencia para orientar el manejo de la pandemia”, prosiguió.

Pérez siguió sus declaraciones evidenciando que “solamente hoy (miércoles 31 de marzo) el Aeropuerto Merino Benítez tendrá 180 operaciones aéreas, lo que sin dudas provocará el colapso de esta unidad aérea con las complicaciones sanitarias que esto provocará. El llamado es al gobierno, a las autoridades políticas administrativas, a los parlamentarios, la situación hoy es crítica”.

Ejemplos internacionales

El presidente de la ANFDGAC no se quedó ahí y continuó diciendo que “hemos levantado la voz y esperamos que sean capaz de asumir una política clara, por un periodo acotado, y hago un llamado a seguir ejemplos como el de Argentina, quien prohibió la llegada de vuelos provenientes de Brasil, Chile y México, países que actualmente tienen una situación crítica respecto de los contagios. Hoy llegan a Chile vuelos de todas partes del mundo. Es necesario poner un límite como Argentina, ese es un ejemplo de protección y de una política sanitaria efectiva, no queremos ser cómplices de más contagios”.

Esta situación no resiste más, ojalá el gobierno cambie su orientación de cuidar el mercado, el capital y ponga en el centro al ser humano. Esta es una oportunidad, si hay una preocupación de salvar la vida de las personas el aeropuerto tiene que cerrar y que sea un cierre controlado, acotado, pero es necesario tomar una decisión ahora”, cerró el dirigente.

Please follow and like us: