Además de Weibel: Ejército vigiló a cinco periodistas por investigar corrupción militar o violaciones a los DD.HH.
Según recoge un informe reservado de la PDI, funcionarios de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) recabaron antecedentes, certificados e información de al menos cinco periodistas y ex uniformados que han denunciado corrupción dentro de la milicia.
En la fotografía: Parada Militar | Agencia Uno

El Ministerio Público confirmó que desde la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) solicitaron antecedentes de al menos cinco periodistas que han investigado corrupción militar y violaciones a los DD.HH.

Esto, después de la declaración de un funcionario de la DINE en el marco de la investigación penal de la “Operación W”, el espionaje del Ejército al periodista Mauricio Weibel, quien reveló el millonario fraude conocido como “Milicogate”.

De acuerdo con la Policía de Investigaciones (PDI), Luis Toledo Cid, funcionario del Ejército, solicitó al Registro Civil certificados de Weibel y de Carlos Farías (un ex uniformado denunciante de corrupción militar), según recoge CIPER.

Asimismo, desde la dirección IP utilizada por Toledo Cid para estos fines, también se pidieron antecedentes de los periodistas Javier Rebolledo (autor de libros sobre crímenes militares durante la dictadura), Juan Cristóbal Peña (autor de libros sobre el FPMR) y Mauricio Weibel.

La PDI descubrió que otra funcionaria de la DINE, Aida Segovia Crisóstomo, usó la misma IP para requerir información sobre la madre del capitán (r) Rafael Harvey, quien igualmente ha denunciado hechos de corrupción.

Incluso, el medio citado aseguró, tras revisar un informe reservado de la PDI, que desde otras de las direcciones IP que investiga la policía se pidieron antecedentes de ex miembros del Ejército que han alertado por acciones corruptas dentro de la institución castrense.

[Te puede interesar]: Weibel apunta a Espina por espionaje del Ejército y cuestiona su cargo en el CDE: «No está en condiciones de seguir en el puesto»

Además, la oficina de inteligencia dependiente de los militares solicitó información de los periodistas Pascale Bonnefoy (corresponsal en Chile de The New York Times y autora de investigaciones sobre violaciones de Derechos Humanos), Santiago Pavlovic (periodista de Informe Especial, de TVN), y Danae Fuster (ex periodista de Informe Especial).

Lo anterior se descubrió cuando, a fines de 2019, el Ministerio Público envió al Registro Civil una lista que incluía a ex funcionarios del Ejército denunciantes de corrupción y periodistas que han investigado violaciones de derechos humanos y fraude militar.

Esto, para solicitar que le informara si se habían pedido mediante su página web antecedentes sobre esas personas y, de ser así, desde qué direcciones IP y correos electrónicos se habían emitido esas solicitudes.

Finalmente, el 28 de enero de 2020 la Brigada de Delitos Funcionarios de la PDI terminó de redactar el informe en el que recogía la respuesta del Registro Civil.

Los descubrimientos de la Fiscalía

Según CIPER, dicho documento concluyó que “a la plataforma del Registro Civil se solicitaron certificados de todos esos periodistas y quienes los pidieron utilizaron correos electrónicos coincidentes, además de direcciones IP comunes. En algunos casos, mails anónimos también requirieron al Registro Civil certificados sobre sus cónyuges o sus hijos”.

Hasta el momento, la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte mantiene una investigación activa relacionada con el espionaje militar a Mauricio Weibel.

Ahora, gracias a la solicitud del fiscal Jaime Retamal, a cargo de la indagatoria, se extendió el radio de búsqueda. Lo anterior permitió la creación del archivo de la PDI que revela a los cinco periodistas vigilados por los militares.

[Te puede interesar]: Milicogate: Ejército engañó a la Corte de Apelaciones para que autorice el espionaje al periodista Mauricio Weibel

Consultado por la policía, Luis Toledo confirmó parte de los datos recogidos en el informe, declarando que no recordaba quién le pidió que buscara antecedentes de los periodistas y denunciantes de corrupción.

“A raíz que el terminal de internet que utilizo es solo para materias de uso público, solo se utilizan sitios o lugares que cualquier persona puede ver, por lo que, en el caso de los certificados electrónicos de Mauricio Weibel Barahona y Carlos Farías Ramírez, yo solicité esos certificados a petición de un funcionario del DINE, a quien no recuerdo”, aseguró.

Sobre su rol en el Ejército, Toledo indicó que se dedica a “responder dudas o requerimientos que tenga el mando respecto a asuntos afines a mi profesión, como tomar un examen psicológico a una persona que quiera postular a un cargo, conversar con funcionarios del DINE a fin de efectuar una evaluación psicológica (…) tomo encuestas de clima laboral, entre otras funciones siempre ligadas a mi cargo de psicólogo”.